• Roxana Fittipaldi Oubiña

¡Prepárense para cruzar el Jordán!


TIEMPO DE NUEVA GENERACIÓN Y DE REGENERACIÓN.

Josué 1:10-11: Luego Josué les dio la siguiente orden a los jefes de Israel: «Vayan por el campamento y díganle al pueblo que preparen sus provisiones. En tres días, cruzarán el río Jordán y tomarán posesión de la tierra que el Señor su Dios les da”.

Después que el pueblo deambuló por el desierto cuarenta años, surgió una nueva generación, lista para entrar a Canaán, lista para alcanzar las promesas y el propósito. Muchos de la anterior generación quedaron atrás, y nunca alcanzaron la tierra prometida, nunca abrazaron y vieron cumplidas las promesas de Dios para sus vidas.

El Señor en Su gran misericordia, hoy te dice: ¡Prepárense para cruzar el Jordán!

Prepara tus provisiones, revisa tu equipaje, alista y une a tu familia. Toma del pan de vida, aliméntate y fortalécete en Mis fuerzas. Pasa tiempo en intimidad para escuchar mi voz.

El cazador está poniendo lazo alrededor de mi pueblo, alrededor de sus pies. Tiende trampas para que caigan. ¡Atentos, alertas en el Espíritu Atalayas!

“procuren llevar una vida santa, porque los que no son santos no verán al Señor" Hebreos 12-14

Hay una generación que llegó a la altura de cruzar, pero muchos de los hijos están enredados, confusos.

El señor trae un tiempo de regeneración, de transformación de la vieja naturaleza que está impidiendo el avance.

Una regeneración para ser de la nueva generación!

Palabra: Viene el tiempo de cruzar el Jordán!

Viene un tiempo de quiebre y transformación de Mi Espíritu para aquellos que hace años vienen caminando en círculos por el desierto. Caminan sus vidas en círculos, una y otra vez, repitiendo sistemas personales y familiares de violencia, de rechazo, de incomunicación. Se encuentran cansados, agotaron sus recursos, y vuelven a sus laberintos, a sus huellas una y otra vez, no pudiendo salir. Otros caminan esclavos de pecados o de una mente escasa, incrédula, que los limita.

Muchos en mi pueblo están cansados, agotados, desanimados.

Vengo con un tiempo de libertad sobrenatural, misericordia extendida para los que me buscan.

Quiebro grillos y fortalezas mentales, para que crucen y tomen las promesas, los diseños originales que planee para cada hijo, para cada familia, para cada congregación, para cada nación.

Es tiempo de cruzar el Jordán y no lo harán con sus fuerzas, solo lo lograrán en Mis fuerzas!!

Sumérjanse en mi presencia, busquen ser limpios, circunciden su corazón porque de el mana la vida.

Vida que los fortalecerá para conquistar todo lo que viene.

En el tiempo previo al derramamiento de Su Espíritu, se levantó una fuerte corriente contraria, vinieron visiones estas últimas semanas de mar tormentoso y de una gran ola golpeando de costado y provocando aparente zozobra, confusión, descontrol, incertidumbre.

Creemos que esto tiene que ver con un tiempo que viene sobre el país, la iglesia, las familias y debemos prepararnos. Otros profetas y hermanos intercesores tuvieron visiones remando contra una corriente tremenda, y en medio de su esfuerzo Jesús sentado junto a ellos y remando con brazos poderosos!!!! Gracias Dios!!!

Isaías 59:19

en la NVI: Desde el occidente temerán el nombre del Señor, y desde el oriente respetarán su gloria. Porque vendrá como un torrente caudaloso, impulsado por el soplo del Señor.

en la RVR1960: Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria; porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él.

Ambas traducciones nos dan un mayor entendimiento, viene un río del enemigo, una tormenta, una ola, pero confiemos…

EL LEVANTARÁ BANDERA Y DESATARÁ CON SU SOPLO UN TORRENTE AÚN MAS FUERTE.

El RIO DE VIDA ES AUN MAS CAUDALOSO; MAS PODEROSO Y ABRIRÁ LAS AGUAS DEL JORDÁN PARA QUE SU PUEBLO ATRAVIESE EN SECO.

Josué 3:15-17: Era la temporada de la cosecha, y el Jordán desbordaba su cauce. Pero en cuanto los pies de los sacerdotes que llevaban el arca tocaron el agua a la orilla del río, el agua que venía de río arriba dejó de fluir y comenzó a amontonarse a una gran distancia de allí, a la altura de una ciudad llamada Adán, que está cerca de Saretán. Y el agua que estaba río abajo desembocó en el mar Muerto hasta que el lecho del río quedó seco. Después, todo el pueblo cruzó cerca de la ciudad de Jericó.

Antes de avanzar, Dios preparó a Josué, a los líderes y a toda la nación con la importancia de tener una fe valiente y firme. Limpiar sus corazones y prepararse para ver lo sobrenatural de Dios.

LA TIERRA PROMETIDA, TIERRA DE MILAGROS.

¿ESTAS PREPARADO PARA CRUZAR?

Siendo Uno en Amor

Roxana Fittipaldi de Oubiña.